Arroz con galeras.

Acabo de descubrir estos pequeñajos. Y, ¡madre mía, qué ricos son! El aroma y el saborcillo no se puede comparar con ningun marisco. Una pena que en las latitudes donde vivo no se ven a menudo. En realidad, era la primera vez que los veía en una pescadería. Y por supuesto quise probarlas. Ahora me apetece más, pero…ya no les he vuelto a ver a la venta. :(

Los que viven en la costa seguramente los utilizan a menudo y saben muchas recetas, pero aun así, comparto cómo las había preparado yo.

Hay que empezar con el truco para limpiarles. Cuando leí que sólo se pelan estando congelados, pensé que soy más lista que nadie y los probé pelar con un cuchillito fino y corto, con tejeras,… En fin, tuve que volver a meterlas en el congelador y ponerme roja de vergüenza.

Debo dar gracias por las estupendas explicaciones de los chicos de Gastronomía & Cíaaquí. Lo explican todo tan bien que me costó menos tiempo limpiar las galeras que los langostinos. Pero hay que trabajar rápido para que no se descongelen.

Y para mis galeritas escogí esta receta de la misma página. ¡Para chuparse los dedos!

Si alguien ve las galeras por alguna pescadería, hacedme una señal.;)

Arroz con galeras.

 

Se limpian así de fácil.

Arroz con galeras.

Arroz con galeras.

Arroz con galeras.

Patatas rellenas de verduras.

Esa receta viene del libro Cocina Oriental que por casualidad compré en Lidl. Este libro resultó estar lleno de recetas que me hacía boca agua. Ésta, con patatitas jovencitas, la acabo de testar y nos gustó mucho.

Me pregunto, ¿existe algún nombre para los que no pueden resistirse de comprar un libro de cocina? ;)

Patatas rellenas de verduras.

Patatas rellenas con verdura.

Sigue leyendo