Mermelada de fresa con vainilla.

По русски этот рецепт можно прочесть ТУТ.

La primera mermelada en mi vida. Me trajo muchísimos recuerdos. En mi país toda la fruta y verdura se consume según la temporada, así que nos pasábamos todos los veranos embotando, ¡a lo grande! Todos los fines de semana nos dedicábamos primero a recoger la cosecha y después a procesarla. No sé ni cuántos tarros teníamos, unos cuantos cientos, ¿puede ser? Y de la fruta se hacía o compotas embotadas o mermeladas. Se cocía la mermelada, haciendo burbujitas, en un cuenco gigante de cobre, que ocupaba casi todos los fuegos en la cocina. De vez en cuando nos acercábamos a este cuenco y con una cucharadita recogíamos los trocitos de mermelada que se secaba por la parte de afuera. Y lo más importante era el olor. Entrabas en la cocina y era un mundo de aromas, y siempre estaba por allí mi querida abuelita con su sonrisa más dulce del mundo. ¡Qué recuerdos aquellos!

Pues, no sé porqué pero de repente decidí probar hacer una mermelada. Como yo no sé embotar, pues, ha sido de consumo inmediato. ¡Y tan inmediato! Al día siguiente de tres botes quedaba uno y medio ))) ¡Buenísimo, no! ¡Lo siguiente!

Confiture de fraises à la vanille.

Mermelada de fresa con vainilla.

Mermelada de fresa con vainilla.

1 kg de fresa, 300 gr de miel, 200 gr de azúcar moreno, 2 vainas de vainilla, 2 cucharadas de extracto de vainilla, 1 limón

*Al sustituir parte de azúcar por miel, hay que tener en cuenta que la miel es más dulce, aproximadamente doble de dulce. Lo que más me movió para hacer la mermelada en casa es el hecho de poder controlar “mí” punto de dulzor. Además de no comer ni  pictina ni gelatina ni yo que sé que le ponen. 

Lavar y limpiar las fresas. Cortarlas en trozos.

Limpiando fresa.

Limpiando fresa.

Echar todas las fresas en una cacerola, añadir miel y azúcar.

Miel.

Sacar las semillas de vainilla de las vainas y echar a las fresas. Añadir extracto de vainilla.

Vainilla.

Exprimir el zumo de un limón y añadir a la cacerola también.

Poner la cacerola al fuego medio y controlar, removiendo de vez en cuando, para que no se pegue. La espumilla que se junta en la superfície, hay que recogerla.

Lo que no tuve en cuenta, es que los trozos de fresa más grandes se quedaron tal cual, y yo quería una memerlada más homogénea. Así que las tuve que apañar espachurrando los más grandes contra las paredes. ¡Ya sé que soy novata y eso suena de tonta! =)

Verter la mermelada en los tarros bien lavados con agua caliente y secados con un trapo. Cerrar bien los tarros con tapas, envolver en un trapo y dejar descansar en un rinconcito. Cuando se enfríen, pasarlos al frigorífico.

*La receta es de Cuisine Actuelle.

Mermelada de fresa con vainilla.

Mermelada de fresa con vainilla.

Mermelada de fresa con vainilla.

Mermelada de fresa con vainilla.

Mermelada de fresa con vainilla.

Mermelada de fresa con vainilla.


www.ispanianeizvedannaya.wordpress.com
www.truenavarra.wordpress.com
www.quierounhelado.wordpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s