Cebolla fresca en casa.

Hoy os voy a enseñar una cosa un poco extraña, pero que es muy típica de mi país. En primavera es muy común ver en cualquier alféizar de una ventana (todas las ventanas en mi país tienen uno que da hacia dentro de la casa) unos botes con cebolla que ya ha sacado los tallos verdes. Cuando alguna cebolla nos empieza a sacar esas puntitas verdes, se la meten en un bote con agua para que vaya echando raíces y a la vez creciendo esa parte verde. Lo que consumimos es justo esta parte de arriba. Generalmente lo añadimos a las ensaladas, pero también espolvoreamos las patatas chicas nuevas y tiernas, embadurnadas de mantequilla.

Esas partes verdes tienen un sabor mucho más intenso que el cebollino que se conoce por España. Y ya que la cebolla, una vez que ha echado esos brotes, se queda inutilizable para la cocina, la podéis aprovechar para dar un toque nuevo a vuestra ensalada.

 

Cebolla fresca.

Cebolla fresca en mi estantería.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s