La mermelada más rica del mundo. Mermelada de moras con almendras.

*По русски этот рецепт можно прочесть ТУТ.

ES LA MERMELADA MÁS RICA DEL MUNDO. Así, para que todos lo pudieron ver.

En el pequeño parquecito al lado de los columpios crecen 5 moreras. En estos años, que por fin empezaron a dar frutos, sólo he visto a una mujer comer de la morera. El resto pasa de ellas. Bueno, así nos queda más para nosotros. Mi peque adora merendar con las moras dulces como miel. ¡Una nube de recuerdos me traen!

En Ucrania hay muchísimas moreras y se consume tanto como la fresa. Los hay blancas y negras. Muchas tardes nos pasabamos en la morera tres casas más allá de la nuestra, poniéndonos las botas y las barrigas. Las moras negras ensucian mogollón y te bajabas del árbol con toda la cara teñida y las manos completamente negras. Luego tenías que frotar todo con la piedra pomez en casa.

Lo que hemos recolectado en una mañanita.

Las moras de la morera se recogen súper fácil. Suficiente con rozar la fruta y se te cae en la mano, o encima de la cabeza. Es que no hay ni que tirar de ella. En Ucrania nosotros poníamos unos plásticos grandes debajo del árbol y se movía ligeramente las ramas para que una lluvia de moras maduras empezara a caer.

Si no lo sabéis, a las moras de la morera las llaman la panacea de todas las enfermedades. Si me pusiera nombrar todas las vitaminas y minerales, tendríamos que recordar la tabla de Mendeleev entera. Creo que lo más importante es que es muy buena para el sistema inmunológico, la emplean para mejorar el catarro y congestiones, es poco calórica y es hiper buena para el corazón. Es por destacar algunos.

Riquísimas.

Así que, ¡a comer las moras!

 

Mermelada de moras con almendras.

Mermelada de moras de la morera con almendras.

500g de moras de la morera, 100-150 g de azúcar moreno, zumo de 1 limón, 3 cucharadas de agua, almendras machacadas, 1 hoja de gelatina

Lavamos las moras bajo el agua. Escurrimos.

Lo fastidioso de las moras es que son inseparables de sus rabitos que hay que cortar UNO A UNO. Paciencia y cuchillo corto y afilado.

Mermelada de moras de la morera con almendras.

Ponemos las moras en una cacerola. Añadimos azúcar. Tened cuidado en añadir mucho azúcar ya que las moras maduras son tan dulces como la miel (y no es hipérbola). Es mejor poner menos y luego añadir más al probar.

Exprimir el zumo de limón. Añadir agua. Poner la cacerola al fuego medio-bajo (4.5 en mi vitro) y dejar hervir unos 30 minutos.

Mientras en una sartén seca dorar la cantidad de almendras machacadas que queráis (cuanto más, mejor🙂 )

Yo he machacado un poco las moras para que la mermelada tuviera la consistencia más pastosa.

Remojar una hoja de gelatina en agua fría unos 5 minutos. Escurrir, añadir a la mermelada y remover bien. Quitar la cacerola del fuego.

Tenía miedo de que se reblandezcan las almendras si las hubiera añadido a la mermelada caliente. Por eso, primero, pasé la mermelada a los tarros limpios y secos. Les dejamos enfriarse y guardamos en el frigorífico. Pasadas varias horas, cuando la gelatina ya ha hecho el efecto, las he sacado otra vez y he añadido las almendras tostadas a los botes directamente. Lo removemos bien para que se repartan por todo el bote y volvemos a cerrar con la tapa.

Mermelada de moras con almendras.

Mermelada de moras con almendras.

Mermelada de moras con almendras.

Mermelada de moras con almendras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s