Risotto de calabaza con salvia.

Un risotto. ¿Qué puede ser más sencillo? Pero a la vez algo complicado. Me costó lo mío encontrar este punto que no es ni arroz meloso, ni arroz caldoso, sino un risotto. Aunque los “profis” de la red me siguen volviendo loca, ya que cada poco tiempo encuentro algún post donde te cuentan que en una escuela de cocina/un chef amigo/un libro carrrísimo se ha desvelado el secreto de la “correcta” consistencia de un risotto…y dejo de leer este post. Otra vez vamos sobre la ensalada “correcta”, el aliño “correcto” y el risotto “correcto”. Estoy contenta con el que me sale y este año no me presento al concurso del risotto “más correcto” del año.

Risotto de calabaza con salvia.

Risotto de calabaza con salvia.

Media calabaza pequeña, 2 tazas de caldo de pollo o verdura, aceite de oliva, 1 cebolla, 2 dientes de ajo (aunque más no le sienta mal), salvia fresca (yo puse también 2 ramitas de tomillo que me sobraron), 1/2 taza de arroz arborio, 1/2 cucharada de mantequilla, sal, pimienta, queso Parmesano rallado o Asiago, pipas de girasol fritas de adorno

Cocinamos la calabaza. La podéis cocinar como más cómodo os resulte: en el horno, al microondas, al vapor o cocida. Si empleáis agua para prepararla, hay que dejar que se escurra bien.

Hacer un puré de calabaza (con batidora o mega aplastadora de patatas).

Ponemos una sartén pequeña al fuego, echamos 2 cucharadas de aceite de oliva y dejamos que se caliente muy muy bien. Entonces se añade una por una las hojitas limpias y ¡muy bien secas! de salvia (unas 5-8hojitas). Se fríen uonos 30 segundos y se sacan sobre el papel absorbente. Es un toque “crunch”.

Risotto de calabaza con salvia.

Picar finito la cebolla. En una cacerola calentar aceite de oliva y echar la cebolla. Sofrír hasta que se ablande y quede ligeramente tostada por los bordes.

Picar el resto de hojas de salvia. La cantidad de lo verde depende de vosotros. Añadir la salvia a la cebolla y cocinar 1 minuto más. Añadir el aroz y remover para que se impregne de todo (2 minutos).

Añadir 1/2 taza de caldo templado y dejar que el arroz lo absorba, removiendo cada poquito. Seguimos añadiendo el caldo hasta que se acabe. Se supone que en 15-18 minutos a fuego medio el arroz tiene que estar hecho. Esto de estar pendiente y añadir más caldo es un poco fastidioso, pero merece la pena.

Risotto de calabaza con salvia.

Añadir el puré de calabaza. Continuar cocinando el arroz hasta que este al dente o a vuestro gusto (no deshecho a la papilla, por favor). Salpimentar.

Terminamos con mantequilla y el queso rallado, removiendo todo muy bien. Servir adornando super profi con hojas de salvia frita.

*La receta es del blog Love and Olive Oil.

Risotto de calabaza con salvia.


Acordaos poner todas las peladuras de las verduras a compostar o llevadlo al cubo de compostaje comunitario.😉

Compostar.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s