Mermelada de limón.

*По русски этот рецепт можно прочесть ТУТ.

Todavía me queda algo de esta mermelada, pero ya para un par de tostaditas. La había preparado en mayo, aprovechando los últimos limones que trajimos del pueblo de la Extremadura. Estos limones estaban riquísimos, hiper aromáticos y no me cabían casi en la mano. Una delicia y sobreexaltación para cualquier cocinera. De tanta emoción no sabía ni qué hacer con ellos (eran 3 bolsas!!), ya que quería probar DE TODO. En fin, algunos acabaron en esta mermelada.

Limones.

Limones.

Limones.

Limones.

Ya que eran de los últimos, tenían las membranas ya un pelín sequitas y la carne de limón se separaba por si sóla. No me costó nada separar los gajos. El único problema que puede haber con mermelada de limones es que sacan mucho más líquido y no forman un puré, como lo hacen las fresas. Por eso tenéis que poner más azúcar gelificante o más gelatina.

En cualquier receta tradicional de la mermelada de limón podéis leer que se utiliza la parte blanca de la cascara y los pipos para espesar la mermelada de modo natural. Y es que estas partes contienen la pectina que es un espesante natural y es lo que añaden a ese azúcar especial para mermeladas. Se ponen esas partes en una bolsita y se sumergen dentro de la mermelada. Bueno, no tenía ninguna bolsita a mano y… añadiendo gelatina al final hace la jugada. En paz.

Mermelada de limón.

Mermelada de limón.

500g de limones, 1 cucharada de agua, 250gr de azúcar, 2-3 hojas de gelatina, ralladura de piel de 1 limón

Limpiar los limones y sacar la carne. Ponerlo todo en una cazuela junto con agua. Poner al fuego.

Añadir ralladura de piel de limón (previamente lavar muy bien el cítrico).

Añadir azúcar y remover bien. Dejar cocerse a fuego suave hirviendo despacito unos 30 minutos.

Probar por si necesitáis añadir más azúcar. Mi mermelada salió un pelín más ácida (como yo quería).

Remojar la gelatina en agua fría unos 5 minutos. Escurrir y añadir a la mermelada, remover bien.

*Si queréis conseguir una textura muy lisa, podéis batir la mermelada un pelín con una batidora de mano.

Verter la mermelada en botes lavados y secados. Cerrar. Dejar enfriarse y poner en el frigorífico para que la gelatina funcione.

Untar sobre una tostada la mañana siguiente.

Mermelada de limón.

Mermelada de limón.

Mermelada de limón.

Mermelada de limón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s