Caviar de calabacín.

En la cocina ucraniana hay un plato que cocinamos en verano para comer algo fresco y en invierno para untar algo calentito. En realidad es una de las múltiples variaciones del pisto, pero tiene sus cositas.

En verano aprovechamos la verdura fresca y untamos este pisto sobre grandes rebanadas de pan casero. En otoño/invierno aprovechamos el último tirón de la verdura, ya que antaño comíamos sólo cosas de temporada, y lo untábamos igualmente sobre rebanadas de pan, pero ya recién sacado de la sartén, es decir, calentito. Para prolongar el deleite, embotábamos estos pistos para el invierno.

Nosotros llamamos este platocaviar” y no es que sea granuloso como caviar de pescado, pero la traducción literal es así, y no voy a darle más vueltas.

Caviar (pisto) de calabacín.

Caviar de calabacín.

1 calabacín blanco, 1 cebolla, 1 zanahoria, 3-4 tomates maduros, 1 pimiento rojo, perejil, sal, pimienta, concentrado de tomate, 1 hoja de laurel, 1 cucharada de azúcar

Lo más importante para este pisto es picar todo de lo más fino posible. Si no se logra picar muy fino, a posteriori se puede meterle un pelín de batidora.

Es importante que el calabacín sea el blanco y no el zucchini. Tienen diferentes texturas en el caviar.

Picar finito la cebolla y dorarla sobre una sartén con aceite vegetal.

Picar finito la zanahoria y añadir a la cebolla. Sofreír.

Picar fino el calabacín blanco con la piel y añadir a las verduras. Mezclar bien y sofreír.

En último lugar añadir el pimiento rojo picadito y remover. Dejar que se sofríen unos cuantos minutos más.

El tomate es mejor pelarlo. Si no tenéis ganas o tiempo, se puede sustituir por el concentrado de tomate, es decir, usar dos botecitos del concentrado. Para que el tomate no se pegue, le añado algo menos de medio vaso de agua. Remover bien para que toda la verdura se impregne del tomate.

En último lugar salar, echar pimienta y azúcar. Volver a remover. Añadir la hoja de laurel. Tapar la sartén y dejar a fuego bajo (en mi vitro a 4) y dejar que vaya hirviendo muy lentamente. De vez en cuando lo removemos para controlar que el líquido no se haya evaporado demasiado. Así una media hora.

Pasado el tiempo lo destapo y compruebo si hiciera falta unas cucharadas más de agua. Entonces lo probamos. Debe tener un toque dulzón.

Subimos un pelín el fuego y dejamos que en el último esfuerzo se espese un poquitín más.

Añadimos el perejil picado y lo removemos. Quitamos la hoja de laurel.

Es bueno dejarle asentarse a los sabores con la sartén tapada. Mejor sabe incluso al día siguiente. Las verduras tienen que mezclarse tan bien que no se pudiera distinguir en la boca si allí va calabacín o un trozo de pimiento.

Es un aperitivo o merienda sana y que gusta mucho a los niños (bueno, al mío le gusta )))

Caviar de calabacín.

Caviar de calabacín.

Caviar de calabacín.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s