Piña y melón deshidratados.

Lo que me gusta de la fruta deshidratada es la capacidad que tiene de “encoger” todo el sabor y olor. Por ejemplo, el melón no estaba precisamente muy dulce y en su punto, era un caprichín que tenía el peque y lo compramos por él. Pero una vez pasado por la deshidratadora, sabía fenomenal: había recogido muchos azúcares que al principio ni se notaban y había resumido un olorazo….mmmm…

Piña deshidratada.

pintildea20deshidratada444

Piña deshidratada.

pintildea20deshidratada448

Piña deshidratada.

pintildea20deshidratada449

Piña deshidratada.

pintildea20deshidratada454

Piña deshidratada.

Melón deshidratado.

Debe quedar en su punto, como las pasas. Es decir, por dentro tienen que estar blanditos, húmedos. No hay que resecarlos.

melon20deshidratado455

Melón deshidratado.

melon20deshidratado456

Melón deshidratado.

melon20deshidratado461

Melón deshidratado.

melon20deshidratado464

Melón deshidratado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s