Pimientos navarros.

El otoño es una estación dedicada a la comida. Por lo menos en mi caso. Nunca quiero que se termine el verano y con bastante amargura miro hacía el otoño, sabiendo que pronto vendrán mocos, viruses, afonía y esas cosas divertidas de la vida. Para compensar este desánimo me vuelco en la comida. El otoño vuele a muchísimas cosas: especias fuertes, calabaza, tostada de setas con ajo, tarta de manzana, fantásticos membrillos, suculentos caquis, castañitas asadas, pimientos asados,…. Podría seguir y seguir. Esta vez voy a hablar de los pimientos del piquillo navarros.

Los pimientos del piquillo es una marca de estas tierras y pocos turistas abandonan Navarra sin un tarrito de pimientos asados, bueno, y espárragos también. Pero lo que está en el tarro, aun siendo “elaborado a mano”, no se puede ni comparar a lo que sale de asarlos en casa y preparalos tú misma. La cocina me vuele a pimiento asado un par de días después de hacerlo. Mi hijo de 5 años nunca dice que no a una tostada con pimientos asados de mamá. :))

En el mercado se puede comprar los pimientos asados con el gas, pero pierden muchísimo al no empaparse del olor de la madera de un fuego de verdad. Merece la pena las horas que gasto luego en pelarlos. Y si tu familia te agradece el esfuerzo con las enormes ganas de comer, ya está todo saldado. 😉

Pimientos de piquillo navarros.

pimientos20piquillo844
Pimientos del piquillo.

 

Yo no emboto los pimientos al natural. Nos gusta más macerarlos con hierbas para más gusto. Aquí indico la receta de mi macerado, pero le añado todo “al ojo”. Es un poco complicado de medirlo exactamente, puesto que cada año compro diferente cantidad de kilos. Pero la cocina no es una ciencia exacta, hay que probar y llevarse por la lógica de vez en cuando.

pimientos20piquillo836
Mezcla de macerado para pimientos del piquillo.
pimientos20piquillo837
Las peladuras.

Aceite de oliva (no intenso), sal, pimienta en grano, vinagre de Módena, hierbas provenzales, azúcar, ajo en láminas

Suelo preparar como medio cuenco de aceite de oliva y voy añadiendo los ingredientes. No me gusta muy salado, por tanto pongo unas dos buenas pizquitas de sal.

Añado un poco más de azúcar que de sal, ya que me gusta que salgan con ligero saborcillo dulce.

Unos 10 granos de pimienta.

Tampoco me gusta el marcado sabor a vinagre, así que con una cucharada me vale.

Eso sí, añado las hierbas provenzales con ganas 😉 Da mucho olor y sabor estas hierbas. Se puede añadir eneldo seco también.

Pongo unos 5 dientes de ajo, cortados en láminas, por medio bol.

Muchas veces añado también el agua que queda en el fondo de la bolsa, donde dejo “sudando” los pimientos toda la noche.

Lo pruebo. Cuando llevarán un tiempo macerándose, se acentuarán los sabores.

Suelo preparar los pimientos en unas cajas recicladas de helados, haciéndo capas de pimientos limpios y regando cada capa con la mezcla. Luego dejo un día las cajas fuera en la encimera y después ya los guardo unos días en el frigorífico. Posteriormente los paso al congelador. Aguantan en el congelador un año entero perfectamente. Así no necesito todo el rollo de embotar. Si se dejan por muchos meses solo en el frigorífico, algunas cajas acabarán poniéndose malas.

pimientos20piquillo838
Haciendo capas de pimientos.
pimientos20piquillo842
Pimientos del piquillo.
pimientos20piquillo847
Pimientos del piquillo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s