Mermelada de higos.

Los higos en el norte de España cuestan como el oro, peeeero algunas veces se puede pillar un chollo :)), y entonces te puedes permitir el lujo de destinarlos para hacer una mermelada. Ay, con la cantidad de higos que se caen al suelo por la tierras de Hernán Cortés…. Así es donde por primera vez probé este manjar que parecía miel. Nada que ver con los que compramos aquí y además carísimos. :((

Típicamente “casan” a los higos con las especias de otoño. Por supuesto estas uniones resultan sabrosas, pero me parece que el higo es un fruto tan aromático y desarrolla tanto dulzor propio que merece no ser tapado o mezclado con nada más. Es una estrella en sí misma. 🙂

Mermelada de higos morados.

mermelada20de20higos2
Mermelada de higos.

Higos, limón, miel, agua

Lavar los higos y cortar en trozos. Poner en una cacerola anti-adherente (es importante).

*Básicamente si no tienes una buena cacerola anti-adherente, es mejor no meterse con las mermeladas. Acabará pegándose al fondo y estropeará toda la mermelada con el amargor. 

Añadir un cuartito de vaso de agua (la cantidad depende de la cantidad de higos; el agua es necesaria para que en el primer momento no empiecen a freírse los higos, una vez que empiecen a soltar su propio agua ya no hay problema).

El zumo de limón para acentuar el dulzor.

La miel se añade al gusto. Generalmente añado un poco al principio y rectifico al final. Si los higos están muy maduros, ya habrán desarrollado el azúcar natural por un tubo y sólo hará falta una poquita cantidad de miel para terminar de ajustar el dulzor de la mermelada.

Se cuece a fuego medio-bajo hasta que se reblandezcan bastante los higos (suelen ser unos 15-20 minutos). Después los trituramos con la batidora de mano. Rectificamos el dulzor.

*Yo no pongo ningún espesante a la mermelada de higos. Si no se pone demasiado líquido, el propio se evapora perfectamente y el higo se espesa sólo de maravilla. Si por alguna circunstancia os ha salido algo más líquido de lo que os hubiera gustado, añadir 2-3 hojas de gelatina remojada en agua fría, una vez que habéis apagado la mermelada. Se remueve bien y se embota.

Ponemos la mermelada caliente en botes secos y limpios y cerramos bien para que coja presión. Los ponemos en un lugar sin corrientes, tapaditos con un par de paños para que se enfrían completamente. Después se pasan al frigorífico y aguantan hasta un año.

mermelada20de20higos
Mermelada de higos.
mermelada20de20higos3
Mermelada de higos.
mermelada20de20higos4
Mermelada de higos.
Anuncios

2 respuestas a “Mermelada de higos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s