Hablemos del real food.

Para todas las mamás que se agobian pensando en las maravillas y acrobacias que elaboran cada día otras mamás, que son blogueras-cocineras, tengo una palabra – relax. Este mundo ilusorio dentro de mi pantalla del ordenador parece que nunca alcanzaré, nunca seré tan buena, nunca estaré tan organizada, nunca me saldrán los macarons tan perfectos…

¡Dejad de mirar los blogs de cocina chulísimas y guapísimas y a las supuestas mamás perfectas!

una20mamaacute20real20necesita20saber20cocinar20cosas20sanas20y20raacutepidas

Si estas señoras se ganan la vida cocinando y posteando todos los días, muy bien por ellas. El resto, los que trabajamos en otras esferas, no tenemos tanto tiempo para estar en la cocina.

Las mamás de la realidad no virtual necesitan saber cocinar la comida real, sana y rápida.

Lo de sana es lo más importante, en realidad. Que una señora con un niño feliz ayudándole en la cocina sepa cocinar unos súper cocotte y las tartas de lo más monas, tampoco significa que alimenta de modo sano a su familia. Nadie le revisa los platos cada día, ¿verdad?

Así que, la capa de estrés fuera, centremonos en aprender a cocinar con técnicas más sanas (horno, plancha, sofreír..) y la comida más sana (fruta y verdura es lo primero). “Believe you me”, (decía mi favorito personaje Chandler en “Friends”:)) ) vuestros hijos estarán igual de felices y muy bien alimentados con unos guisos de lentejas calentitas (sin tanta grasa, por favor, opciones más ligeras) que con súper platacos que merecen lucirse en una revista.

Ahora hay muchísimas recetas que llaman a utilizar unos ingredientes muy novedosos, que están de moda, pero una cosa es seguir las tendencias y probar nuevas cosillas, CUANDO UNA TIENE TIEMPO LIBRE, y otra es estresarse por no disponer de aceite de coco para esta receta que se ve tan fenomenal. Paseemos por blogs de comida más sencilla, más manejable para cada día. ¿Cuánto tiempo me gustaría estar en la cocina? ¿Unos 30 minutos máximo? Pues, no miréis recetas monas que se tardan 2 horas en elaborar.

¿Cubro las necesidades de mi familia día a día con la comida sana? ¿Estoy tranquila, sabiendo que se alimentan correctamente? ¿Domino menús semanales para que la palabra “cocina” no suene a la habitación de terror? Cuando domino todo esto, quizá me pasee por unos blogs y me apunto unas recetitas para probar el próximo día que me apetezca. Deleito el ojo con monadas. De momento, soy real, soy mamá, soy mujer y estoy sana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s