Cocinar con los niños – Un helado muy fácil.

cocina20con20nintildeos20-20un20helado20muy20faacutecil
Cocina con niños. Es fácil.

¿Vuestros hijos participan en la cocina? Muchas veces se nos escapa: “apártate, niño, que no quiero estar aquí dos horas friendo las papas”. El niño se va. Pero con la cocina nos pasa lo mismo que con los coches (un paralelismo muy evidente para mí). Antiguamente los hombres metían más la mano debajo del capot de sus coches y algunas cosillas podían arreglar ellos mismos. Hoy en día es un mundo desconocido que solo un mecánico puede descifrar (y con tantos ordenadores a bordo, más aún). Poquito a poco nos hemos estado apartando de los coches y este mundo está fuera de nuestro control. Si un mecánico me dice que hay un manguito, le creo, porque no tengo ni idea. Pues, si no dejamos que nuestros hijos aprendan de la cocina, les apartamos del proceso y de este mundo, no esperemos que disfruten, realmente DISFRUTEN, del momento de comer y de todo lo que conlleva este momento, culturalmente y nutricionalmente hablando.

Si vuestro hijo nunca ha estado cocinando con vosotros, se puede empezar por cosas sencillas. Por ejemplo, por un helado. Otro día hicimos por primera vez con mi hijo el proceso completo de un helado que lleva tiempo y luego hay que esperar hasta el día siguiente para que se haga en congelador. Es una buenísima posibilidad de trabajar su paciencia, que casi ningún niño tiene, 🙂 pero no es la mejor receta para principiantes. Aún así el helado no nos salió demasiado bien (porque yo quise probar leche de coco para cocinar en él y no resultó la mejor opción), pero, lo más importante, es que el niño lo comía tan a gusto diciendo que era el helado más rico del mundo. ¡Claro, lo había hecho él! 🙂 

helado20de20vainilla374
Helado de vainilla que hicimos de modo convencional.

Pero sí que existe la receta de helado últra rápido que podéis disfrutar al momento. Y la

 RECETA ESTÁ AQUÍ

En este caso el niño puede hacer él solito absolutamente todo el proceso. Y el resultado es inmediato: ¡emplatar y comer! 🙂

helado20platano20con20fresa510
Helado de plátano con fresas.
helado20platano20con20fresa511
Helado de plátano con fresas.
helado20platano20con20fresa513
Helado de plátano con fresas.

Los dulces caseros.

iquestcuaacutentos20dulces20deberiacutea20comer20mi20hijo20a20la20seman
Tarta de fresa.

Creo que nuestros hijos están sobre endulzados. Ahora los bollitos, des croissants, las magdalenas no faltan cada semana en nuestras mesas. Recuerdo que de pequeña se preparaban tartas o cosas dulces al horno para los cumpleaños, fiestas, alguna vez durante el verano para aprovechar el exceso de frutas en el huerto…. Todo depende de cómo lo vemos. ¿Necesitamos toda esta cantidad de mantequilla hidrogenada porque no sabemos qué otra cosa servir de postre? ¿Los comemos porque no se nos ocurre otra cosa para merendar? ¿El desayuno es tan aburrido que no ves más allá de un cruasán?

Creo que también se pierde ese momento, que se guarda en la memoria, cuando la abuela por sorpresa hacía una tarta de cerezas y lo disfrutabas tanto tanto tanto. Esperabas un cumpleaños para comerte dos trozos de tarta. En la mesa de cumpleaños no había cincuenta colores de azúcar, sino solo un dulce, la tarta. A veces volvías del colegio y resulta que papá había cocinado una tarta improvisada y te alegraba mogollón el día.

tarta20de20fresa236
Tarta de fresa de lo más sencillo.

Dejémoslo claro, todos estos dulces son prescindibles. Es bastante complicado que sean una fuente de vitaminas o minerales. Es posible, pero lleva mucho trabajo de buscar modos de preparación y recetas adecuadas, valorar el aporte vitamínico. Para eso, le pongo una naranja de postre. Un dulce es un añadido. Pero que se ha convertido casi en una obligación. De lo obligatorio sería una ensalada y no una galleta.

Por muy sencilla que sea, merece mucho la pena preparar alguna vez una tarta, un bizcochito espontáneo. Pero yo creo que debe ser esto, un añadido que crea ilusión en el niño alrededor de la comida. Bueno, todo es la cuestión de cómo cada uno lo ve…………..

tarta20de20fresa246
Tarta sencilla de fresa, plátano en sustitución de huevos y kéfir.

 

Mermelada de fresa con anís verde.

Esta mezcla me olía muy bien cuando la estuve ideando. Y, una vez hecho, sí que huele bien… a anís… claro :)) Una mezcla muy sutil, muy suave…para un desayuno cuando no apetece nada dulce. Los brutos de mis chicos la comieron a cucharadas… ( n_n)

Mermelada de fresa con anís verde.

mermelada20fresa20anis188
Mermelada de fresa con anís verde.

Continue reading “Mermelada de fresa con anís verde.”

Mermelada de fresa con leche de coco.

Se me ocurrió a mi solita. :)))) El resultado de esta mezcla se podría llamar mejor la “mantequilla” de fresa. Si habláramos en inglés, precisamente se llamaría butter en vez de jam. Y es lógico. La leche de coco es muy grasa y la mermelada está grasienta. Aunque en casa les gustó a mis chicos, a mi me pareció demasiado grasa para tomarlo en el desayuno. Más lo veía para un relleno de tarta… Para gustos hay colores…

Hay que seguir probando con esto del coco. Quizá con agua de coco………

Mermelada de fresa con leche de coco.

mermelada20fresa20leche20de20coco225
Mermelada de fresa con leche de coco.

Continue reading “Mermelada de fresa con leche de coco.”

Mermelada de fresa con pomelo.

La fresa sigue estando tan insípida que casi lo mejor es hacer mermelada con ella… o ponerla a deshidratar.  La unión de fresa con pomelo resultó increíblemente rica. Me sorprendió. No esperaba que iba a ser tan diferente. Se combinan añadiendo lo mejor de cada uno: el aroma a fresa y el punto ácido de pomelo. El crío la comió a cucharadas cuando me he despistado preparando la merienda O_o 😉

Mermelada de fresa con pomelo.

mermelada20fresa20pomelo848
Mermelada de fresa con pomelo.

Continue reading “Mermelada de fresa con pomelo.”