Cocinar con los niños – Un helado muy fácil.

cocina20con20nintildeos20-20un20helado20muy20faacutecil
Cocina con niños. Es fácil.

¿Vuestros hijos participan en la cocina? Muchas veces se nos escapa: “apártate, niño, que no quiero estar aquí dos horas friendo las papas”. El niño se va. Pero con la cocina nos pasa lo mismo que con los coches (un paralelismo muy evidente para mí). Antiguamente los hombres metían más la mano debajo del capot de sus coches y algunas cosillas podían arreglar ellos mismos. Hoy en día es un mundo desconocido que solo un mecánico puede descifrar (y con tantos ordenadores a bordo, más aún). Poquito a poco nos hemos estado apartando de los coches y este mundo está fuera de nuestro control. Si un mecánico me dice que hay un manguito, le creo, porque no tengo ni idea. Pues, si no dejamos que nuestros hijos aprendan de la cocina, les apartamos del proceso y de este mundo, no esperemos que disfruten, realmente DISFRUTEN, del momento de comer y de todo lo que conlleva este momento, culturalmente y nutricionalmente hablando.

Si vuestro hijo nunca ha estado cocinando con vosotros, se puede empezar por cosas sencillas. Por ejemplo, por un helado. Otro día hicimos por primera vez con mi hijo el proceso completo de un helado que lleva tiempo y luego hay que esperar hasta el día siguiente para que se haga en congelador. Es una buenísima posibilidad de trabajar su paciencia, que casi ningún niño tiene, 🙂 pero no es la mejor receta para principiantes. Aún así el helado no nos salió demasiado bien (porque yo quise probar leche de coco para cocinar en él y no resultó la mejor opción), pero, lo más importante, es que el niño lo comía tan a gusto diciendo que era el helado más rico del mundo. ¡Claro, lo había hecho él! 🙂 

helado20de20vainilla374
Helado de vainilla que hicimos de modo convencional.

Pero sí que existe la receta de helado últra rápido que podéis disfrutar al momento. Y la

 RECETA ESTÁ AQUÍ

En este caso el niño puede hacer él solito absolutamente todo el proceso. Y el resultado es inmediato: ¡emplatar y comer! 🙂

helado20platano20con20fresa510
Helado de plátano con fresas.
helado20platano20con20fresa511
Helado de plátano con fresas.
helado20platano20con20fresa513
Helado de plátano con fresas.

Helado más delicioso del mundo.

Recientemente hemos estado disfrutando de las maravillas prehistóricas de Cantabria, tanto de los habitados El Castillo y cueva de las Monedas, como del famoso El Soplao. Nuestra aventura nos llevó al pueblo de Puente Viesgo, un pequeño pueblecito a los pies de la montaña. Paramos a dar un paseín por la vieja estación y queríamos tomar algo. Por suerte decidimos entrar en la cafetería del balneario. Donde veo el cartel “helado casero”, allá me voy y pruebo. La cafetería en sí estaba muy bien cuidada, con buena decoración y muy cómoda, pero fuera, cara al jardín precioso, habían mesas al aire libre. Los sabores de los helados que ofrecían eran muy sencillos: fresa, chocolate, vainilla, leche merengada, queso. Cogimos el de vainilla y de queso. ¡Ha sido el amor de primera cucharada! En ninguna parte de España había probado unos helados tan caseros de verdad de verdad.

puente20viesgo889

El helado de vainilla tenía un sabor inconfundible de yemas frescas y caseras (si están frescos no significa que sean de debajo de tu propia gallina). De pequeños en Ucrania hacíamos mucho un postre de mezclar fuertemente con varillas unas cuantas yemas recién recogidas con bastante azúcar. Pues, este helado sabe a esta cremosidad de yemas frescas. Docenas de veces he cocinado helado en casa con los huevos del super y nunca he notado este toque delicioso. A destacar que el helado no olía a distancia a vainilla. El helado no llevaba ningún añadido artificial para potenciar al sabor (flipante en nuestro tiempo). Simplemente llevaba la vainilla natural.

El helado de queso estaba tan cremoso como las nubes. Y no estaba pringoso ni hiperazucarado. Después de tomar cualquier helado industrial la boca no se refresca, sino apetece beber agua para que se limpie esta pringosidad de mi lengua cuanto antes.

Estáis obligados parar en el Puente Viesgo la próxima vez que estéis sumergiéndose en la Cantabria Infinita. ¡Busca los sabores más auténticos en el mundo de la comida artificial!

Helado de melocotón con yogur.

Un ratito refrescante que gusta a todos por igual: a los niños y a los mayores. Esta semana lo único en lo que piensas por las tardes es en cómo refrescarte. ¡Menudo calorazo en nuestras tierras! Dejad a vuestros hijos a batir un ratito y luego a disfrutar de un helado fresco fresco fresco…fresco…

Helado de melocotón con yogur.

helado20de20melocoton20con20yogur530

helado20de20melocoton20con20yogur532
Helado de melocotón con yogur.

La receta está AQUÍ.

Helado de pistacho del sobre.

El verano, cuando achicharra, te obliga hacer cosas tontas, como probar cosas del sobre para acortar al máximo la necesidad de encender fogones. En general apetece minimizar la necesidad de realizar movimientos por casa. Te aplastas debajo del peso pesado del calorazo en el lugar más fresco de la casa e intentas convencer a tu hijo que más tarde haréis todas las cosas que te invita hacer con él, como ir en bici ahora mismo.

Helado de pistacho del sobre.

helado20de20pistacho20del20sobre804
Helado de pistacho del sobre.
helado20de20pistacho20del20sobre814
Helado de pistacho del sobre.

Aquí están mis opiniones sobre esta “experiencia”.

Helado de piña express.

¿No sabéis con qué entretener a vuestro hijo una tarde de verano? Un helado es la respuesta más obvia. Nunca es tarde ni temprano para empezar a aprender este mundo apasionante de helados. 😉

Helado de piña express.

helado20de20pintildea798
Helado de piña express.
helado20de20pintildea791
Helado de piña express.

La receta está AQUÍ