Los helados que deberías comer este verano.

No puedo evitarlo – de vez en cuando compro helados comerciales. Leo las etiquetas previamente, claro, tampoco voy a comprar lo que sea. Compro algo comercial básicamente para probar nuevas mezclas de sabores. Pero si no os va probar cosas raras, mejor montar tu propio helado.

este20verano20prepara20tus20helados20frescos20sanos20y20muy20sencillos
Helado con fruta fresca.

Este verano no tienes excusas para no preparar un helado sencillo y en poco tiempo. Aprovecha la fruta de temporada y dale salida a piezas que quedan rezagadas en los cestos de fruta. Enseña a tu hij@ lo fácil y rico que puede ser un helado casero. Son todos pluses que tu cuerpo agradecerá. 😉

helado20de20melocotoacuten
Helado de fruta fresca.

Las recetas están aquí.

Cocinar con los niños – Un helado muy fácil.

cocina20con20nintildeos20-20un20helado20muy20faacutecil
Cocina con niños. Es fácil.

¿Vuestros hijos participan en la cocina? Muchas veces se nos escapa: “apártate, niño, que no quiero estar aquí dos horas friendo las papas”. El niño se va. Pero con la cocina nos pasa lo mismo que con los coches (un paralelismo muy evidente para mí). Antiguamente los hombres metían más la mano debajo del capot de sus coches y algunas cosillas podían arreglar ellos mismos. Hoy en día es un mundo desconocido que solo un mecánico puede descifrar (y con tantos ordenadores a bordo, más aún). Poquito a poco nos hemos estado apartando de los coches y este mundo está fuera de nuestro control. Si un mecánico me dice que hay un manguito, le creo, porque no tengo ni idea. Pues, si no dejamos que nuestros hijos aprendan de la cocina, les apartamos del proceso y de este mundo, no esperemos que disfruten, realmente DISFRUTEN, del momento de comer y de todo lo que conlleva este momento, culturalmente y nutricionalmente hablando.

Si vuestro hijo nunca ha estado cocinando con vosotros, se puede empezar por cosas sencillas. Por ejemplo, por un helado. Otro día hicimos por primera vez con mi hijo el proceso completo de un helado que lleva tiempo y luego hay que esperar hasta el día siguiente para que se haga en congelador. Es una buenísima posibilidad de trabajar su paciencia, que casi ningún niño tiene, 🙂 pero no es la mejor receta para principiantes. Aún así el helado no nos salió demasiado bien (porque yo quise probar leche de coco para cocinar en él y no resultó la mejor opción), pero, lo más importante, es que el niño lo comía tan a gusto diciendo que era el helado más rico del mundo. ¡Claro, lo había hecho él! 🙂 

helado20de20vainilla374
Helado de vainilla que hicimos de modo convencional.

Pero sí que existe la receta de helado últra rápido que podéis disfrutar al momento. Y la

 RECETA ESTÁ AQUÍ

En este caso el niño puede hacer él solito absolutamente todo el proceso. Y el resultado es inmediato: ¡emplatar y comer! 🙂

helado20platano20con20fresa510
Helado de plátano con fresas.
helado20platano20con20fresa511
Helado de plátano con fresas.
helado20platano20con20fresa513
Helado de plátano con fresas.

El plato y la ilusión de los niños.

Por el todo sabiondo internet y sus redes se puede encontrar artículos que dicen cómo enseñar a comer a los niños que son malos comedores. Hay trucos y truquillos que están organizados en una lista de simples pasos que se supone hará comer a tus hijos hoy mismo. No sé si alguien los ha probado y no sé si les ha funcionado, pero algo me dice que poner al niño frente a una lista de trucos no le dará más alegría a la hora de masticar un brócoli.

Por cierto, ¿os habéis fijado que las fotos de los niños malos comedores están haciendo muecas delante de platos que ni yo me los comería? Supongo que es solo para enseñar la “asquerosa” verdura, porque no me imagino a nadie sirviendo esto a un niño y aún esperando que se lo coma.

picky20eater20general
Todas fotos encontradas en internet. 

Continue reading “El plato y la ilusión de los niños.”

Total crazy con que mi hijo coma verduras…

lo20estresante20de20la20alimentacioacuten20sana20o20coacutemo20comprar20sano20en20un20supermercado
Pero el definitivo definitivo… ))

Vale, al día mi hijo tiene que comer 400 gramos de verdura. ¿Como, por Dios y los santos, peso yo esto? Pero luego me acuerdo que hay que asegurar un porcentaje de hidratos, de proteínas y grasas y … esto ya se me desmadra. Supongo que es un punto que inquietaría a cualquier madre/padre que quiera empezar a tomar conciencia sobre su alimentación.

¿Cómo me aseguro que nuestra alimentación es sana y que recibimos todos las vitaminas y minerales necesarias? Además a diario… parece inalcanzable… pues, no lo es tanto.

Siempre partimos desde la base: nosotros no somos nutricionistas ni médicos y no tenemos ninguna educación alimentaria en los colegios. Cuando empiezas a indagar sobre ello, te abruma y te desquicia la cantidad inabarcable de información que además varía de una fuente a otra. ¿A quién creo?  O_o

Creo que el mejor consejo sería a ti misma. La verdad nunca está en los extremos, como “el estudio definitivo dice…” , “toma un penco de brócoli cada día y te verás enlucido”, ” tu dolor de cabeza viene del arsénico de arroz”... La lógica es lo primero.

Por ejemplo, es muy lógico que toda, absolutamente TODA, comida procesada no debe estar en nuestro carrito de la compra. El problema es que esta comida supone unos 70% (yo que sé el porcentaje, me lo invento, pero desde luego mucho) de todo lo que hay en el supermercado. Y siempre la gente viene con la pregunta ¿y qué como? Pues, aún te quedan muchas cosas, guapa. En el siglo pasado la apañaban con simples frutas, verduras, huevos, pescado y carne, ¿y de repente nos morimos de hambre sin embutidos loncheados, galletas hidrogenadas y bebidas burbujeantes? Así que separemos, nuestra adicción a lo procesado y colorido y nuestra necesidad de alimentación real. Admitímoslo, todos en voz alta, por favor. :))

Cuando has quitado de la lista toda esta porquería, pasas de hacer la compra con un carro grande a tirar del carrito de ruedines. No necesitas nada más. La mitad de la meta que parecía inalcanzable ya está conseguida. Ahora estás frente a los productos que te permiten llevar una alimentación saludable, tienes “la materia prima”, como lo llama Aitor Sánchez.

Este post finalmente no habla sobre cómo obligar al niño a comer las espinacas. Y eso porque el cambio en el plato de nuestros hijos EMPIEZA POR LOS PADRES. Exactamente esto es lo que cuesta más cambiar.

tus20hijos20comeraacuten20bien
No hay regla más fácil y milagrosa que ésta.

Huevas de pescado por descubrir.

Las huevas de pescado es un recuerdo sabrosísimo de mi infancia. Del mar nos llegaban pocos peces. Casi todos se pescaban en el río fuera del pueblo. El pescado se freía empanado en harina, del caviar, si lo tuviera, se hacían unas cotletas (un manjar) y las huevas se comían muchas veces cocidas, tal cual. Se aprovechaba todo.

huevas20de20pescado235
Huevas de pescado mi hijo come con pimientos de colores. Para adultos añadimos cebolla dulce. Se sala y se riega con buen aceite de oliva.

Continue reading “Huevas de pescado por descubrir.”