Helado de albaricoques y moras.

Comer un helado casero es una experiencia que merece absolutamente la pena. Nunca se va ni acercarse a los sazonados y colorados helados de las neveras de los súperes. Date un capricho este verano y ¡disfruta!

Helado de albaricoques y moras con romero.

helado20albaricoque20romero549
Helado de albaricoques y moras con romero.
helado20albaricoque20romero537
Helado de albaricoques y moras con romero.

La receta está AQUÍ.

Los helados que deberías comer este verano.

No puedo evitarlo – de vez en cuando compro helados comerciales. Leo las etiquetas previamente, claro, tampoco voy a comprar lo que sea. Compro algo comercial básicamente para probar nuevas mezclas de sabores. Pero si no os va probar cosas raras, mejor montar tu propio helado.

este20verano20prepara20tus20helados20frescos20sanos20y20muy20sencillos
Helado con fruta fresca.

Este verano no tienes excusas para no preparar un helado sencillo y en poco tiempo. Aprovecha la fruta de temporada y dale salida a piezas que quedan rezagadas en los cestos de fruta. Enseña a tu hij@ lo fácil y rico que puede ser un helado casero. Son todos pluses que tu cuerpo agradecerá. 😉

helado20de20melocotoacuten
Helado de fruta fresca.

Las recetas están aquí.

Cocinar con los niños – Un helado muy fácil.

cocina20con20nintildeos20-20un20helado20muy20faacutecil
Cocina con niños. Es fácil.

¿Vuestros hijos participan en la cocina? Muchas veces se nos escapa: “apártate, niño, que no quiero estar aquí dos horas friendo las papas”. El niño se va. Pero con la cocina nos pasa lo mismo que con los coches (un paralelismo muy evidente para mí). Antiguamente los hombres metían más la mano debajo del capot de sus coches y algunas cosillas podían arreglar ellos mismos. Hoy en día es un mundo desconocido que solo un mecánico puede descifrar (y con tantos ordenadores a bordo, más aún). Poquito a poco nos hemos estado apartando de los coches y este mundo está fuera de nuestro control. Si un mecánico me dice que hay un manguito, le creo, porque no tengo ni idea. Pues, si no dejamos que nuestros hijos aprendan de la cocina, les apartamos del proceso y de este mundo, no esperemos que disfruten, realmente DISFRUTEN, del momento de comer y de todo lo que conlleva este momento, culturalmente y nutricionalmente hablando.

Si vuestro hijo nunca ha estado cocinando con vosotros, se puede empezar por cosas sencillas. Por ejemplo, por un helado. Otro día hicimos por primera vez con mi hijo el proceso completo de un helado que lleva tiempo y luego hay que esperar hasta el día siguiente para que se haga en congelador. Es una buenísima posibilidad de trabajar su paciencia, que casi ningún niño tiene, 🙂 pero no es la mejor receta para principiantes. Aún así el helado no nos salió demasiado bien (porque yo quise probar leche de coco para cocinar en él y no resultó la mejor opción), pero, lo más importante, es que el niño lo comía tan a gusto diciendo que era el helado más rico del mundo. ¡Claro, lo había hecho él! 🙂 

helado20de20vainilla374
Helado de vainilla que hicimos de modo convencional.

Pero sí que existe la receta de helado últra rápido que podéis disfrutar al momento. Y la

 RECETA ESTÁ AQUÍ

En este caso el niño puede hacer él solito absolutamente todo el proceso. Y el resultado es inmediato: ¡emplatar y comer! 🙂

helado20platano20con20fresa510
Helado de plátano con fresas.
helado20platano20con20fresa511
Helado de plátano con fresas.
helado20platano20con20fresa513
Helado de plátano con fresas.