Pasta fresca con guisantes frescos.

En el post previo hemos hablado de los beneficios de guisantes tiernos.

Los guisantes tiernos se puede añadir a muchos platos. Siempre dará un toque crujiente y fresco. Por ejemplo, hicimos otro día esta pasta fresca (que no tiene ni comparación con los spaghettis secos y con sabor a plástico) con guisantes frescos y queso Parmesano y Grana Padana. Este tipo de platos tienen que comerse al momento que pierden todo lo rico tiempo después.

guisantes871
Guisantes tiernos.

Si tu niño accedió a probar los guisantes tiernos de la vaina, intenta añadirlos a algunos platos que gustan mucho. No habíamos comido estos guisantes desde el año pasado, es decir, la temporada pasada, por tanto el niño ya se había olvidado este producto (son olvidadizos, los pequeñajos :)). Por eso los vuelvo a introducir despacio. Primero “recuerdo” al niño que el año pasado los comía con muchas ganas, así dando ya una “entradita” para que lo coma sin miedo. Y cada vez que los vuelvo a añadir a algún plato, sin dar “demasiadas opciones” :)), digo al niño que como nos gustan tanto estos guisantes vamos probarlos en este plato, a ver si nos gusta como sabe. Lo probamos juntos e intercambiamos nuestras opiniones. La comida debe ser entretenida para los niños. 😉

pasta20con20guisantes876
Pasta con guisantes y tirabeques. Es la foto de mi plato.
pasta20con20guisantes879
Pasta con guisantes.