Bolitas energéticas.

*По русски этот рецепт можно прочесть ТУТ.

Estaba buscando probar algo que fuera muy fácil de hacer y se podría llevar al cole o de picnic o de merienda durante un paseo por el bosque. Bueno, estas bolitas son fáciles y saben muy bien, pero no sirven para llevarlas a ningún lado. Aunque la autora de la receta decía que sí. Quizá en meses fríos me los llevaría, pero en los meses de verano se quedarían hechos una caca enseguida. Es una desventaja. Pero tiene 2 otras ventajas, de poder prepararlo con dos pulsaciones de una batidora y no tener que cocinarlas. Así que puestos en una balanza ganan. :)

Bolitas energéticas.

Bolitas energéticas.

Sigue leyendo

¿Qué se puede comprar en una tienda de productos eslavos 7? – Savia de abedul.

Lo que en castellano suena raro, para nosotros es como el agua de toda la vida, pero dulcita. ¿Cómo se bebe el jugo de un árbol? ¿Y pa qué beberlo? ¿No hay otra cosa para beber?

Savia de abedul.

En la URSS, por allá por los mediados del siglo pasado, dicen que se vendían en tarros de tres litros y costaban céntimos. Se popularizó tanto que en los momentos de falta de productos en las vitrinas se llenaba todo de estos tarros gigantes. Y es que en todos los países soviéticos de la parte europea (Bielorrusia, Ucrania) crecían y crecen muchíiiiisimos abedules. Conseguir el zumo de este árbol es extremadamente fácil y barato. De allí su popularidad.

Así se recoge la savia de abedul.

Aunque acabo de decir que es muy fácil de conseguir este zumo, también hay que saber lo básico para no matar al árbol. Siempre se recogen en primavera cuando los jugos están más activos que nunca. Y sólo se cogen de los árboles maduros. Para hacer menos daño posible al árbol, en vez de romper una rama, se hace una incisión, se coloca un tubito y se obtiene el zumo. Vamos, es lo mismo que hacen los canadienses con los arces y nos lo venden después a precio de oro. El zumo de abedul también se puede hacer hervir hasta conseguir el sirope, idéntico al de arce.

Sirope de abedul.

La etiqueta de los tiempos soviéticos.

Este zumo fermenta con muchísima facilidad, lo que permite hacer diferentes mezclas y crear bebidas con poco contenido de alcohol, pero con un toque diferente y agradable. Incluso dicen en libros antiguos que se elaboraba un vino con savia de abedul.

¿Y qué cantidad de zumo puede dar un pobre árbol? Pues, hasta 2-3 litros en 24 horas. Algunos campeones olímpicos llegan a dar hasta 7 litros en un día.

Y por supuesto la savia de abedul tiene muchas cosas interesantes en forma de vitaminas y minerales. Pero no nos debería de extrañar, si proviene de un árbol, ¿verdad? Se recomienda tomar este jugo para los problemas con uretra, mejora el sistema digestivo en general. También lo recomendaban para los diferentes enfermedades respiratorias, piedras en el riñón, cálculos renales, cálculos biliares, reumatismo, etc.

Una de las marcas que consigue savia de abedul.

Atrás siempre se indican las propiedades de savia.

Si después de una lista tan “apetecible” seguís teniendo ganas de probarlo, ya sabéis dónde se puede conseguir. :) Yo me lo tomo en verano como alternativa al agua, y le añado hojas de menta. Es muy refrescante, no contiene azúcar, ni empalaga la boca. ¡A beber la savia y a disfrutar del verano!

Savia de abedul.

Savia de abedul.

Savia de abedul.

Mermelada de piña con lima.

*По русски этот рецепт можно прочесть ТУТ.

Piña con lima resulta una combinación exquisita y fresca. Nunca habría pensado mezclarlos.

Mermelada de piña con lima.

Mermelada de piña con lima.

Sigue leyendo

Mermelada de limón.

*По русски этот рецепт можно прочесть ТУТ.

Todavía me queda algo de esta mermelada, pero ya para un par de tostaditas. La había preparado en mayo, aprovechando los últimos limones que trajimos del pueblo de la Extremadura. Estos limones estaban riquísimos, hiper aromáticos y no me cabían casi en la mano. Una delicia y sobreexaltación para cualquier cocinera. De tanta emoción no sabía ni qué hacer con ellos (eran 3 bolsas!!), ya que quería probar DE TODO. En fin, algunos acabaron en esta mermelada.

Limones.

Sigue leyendo

Colorín colorado.

Hacer cocinitas no sólo es satisfactorio, viendo cómo lo disfrutan comiendo tus hombres, grandes y pequeños. Pero también es un momento de disfrute para la cocinera. Y es que, no me digáis, que no os alegra sólo ver esta maravilla de colorines que están delante vuestra. Y eso sin probar todavía lo dulce que están los chiquitajos. ;)

El momento de cortar la verdura para una simple ensalada puede ser muy agradable. Todo depende de vosotros. ;)

Pimientos colorados.

Pimientos colorados.

Pimientos colorados.

Pimientos colorados.

Pimientos colorados.